Inicio > Sociedad. > El aborto desde la biología:

El aborto desde la biología:

Domingo, 1 de Marzo de 2009

El aborto desde la biología:

El Dr. en Biología Javier Vega, explica por qué está demostrado biológicamente que la vida de un nuevo ser humano comienza en el instante de la concepción por medio de seis puntos diferentes. Son los siguientes:

NOVEDAD BIOLÓGICA

“Nace algo nuevo al fundirse los núcleos de las células germinales; no se ha dado ni se dará una información genética exactamente igual. Ahí está escrito el color de los ojos, la forma de la nariz, etc. Se trata de un ser biológicamente único e irrepetible.”

UNIDAD

“Si se trata de una individualidad biológica, de un todo compuesto de partes organizadas, tiene que haber un centro coordinador, es el genoma el centro organizador que va haciendo que se den las sucesivas fases en esa novedad biológica de forma armónica.”

CONTINUIDAD

“No existe ningún salto cualitativo desde la fecundación hasta la muerte; no puede decirse que en un momento es una cosa y más adelante otra diferente; todo el desarrollo está previsto en el genoma. Desde la fecundación existe un individuo de la especie humana que se va desarrollando de manera continua.”

AUTONOMÍA

“Desde el punto de vista biológico, todo el desarrollo sucede desde el principio hasta el final de manera autónoma. La información para dirigir esos procesos viene del embrión mismo, de su genoma. Desde el inicio, es el embrión quien pide a la madre lo que necesita, estableciéndose un “dialogo químico”.”

ESPECIFICIDAD

“Todo ser vivo pertenece a una especie. El embrión, analizando su cariotipo, vemos que desde el primer momento de su desarrollo pertenece a la especie Homo sapiens sapiens, es decir, es un ser humano.”

HISTORIA O BIOGRAFÍA

“Todo viviente tiene “una historia”, no es solamente lo que se ve en un momento dado (un conjunto de células vistas con el microscopio), sino que todo viviente es lo que ha sido hasta ese momento y lo que será después.”

Así pues, el aborto sería realmente un infanticidio, sean cuantas sean las semanas de embarazo, es más, según la medicina, la ciencia, ya es vida incluso antes de que la madre sea consciente de que existe un hijo  desarrollándose en su vientre.

Este asesinato, es consentido por las leyes españolas bajo tres supuestos:

El grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la madre, la violación y la malformación del feto.

Pero no se puede consentir que la corrupción social, humana y espiritual de estos tiempos arrasen con el ser más puro, el más inocente, el más indefenso (ningún animal nace más débil que el ser humano). Blindamos con leyes la protección de la vida de otros animales, se lucha contra la experimentación animal, contra la desaparición de especies, por la defensa de derechos y dignidad de esos otros seres vivos, incluida la vegetación del planeta, es más, defenderlo es lo más progresista y liberal, está muy de moda, y ya sabemos que muchos reaccionan solo ante modas. Pero el ser humano, el que se está gestando, no tiene esa suerte, no tiene protección cuando es un ser vivo igual que un lince, una foca, un toro… ¿tan poco nos parece? ¿Es menos su vida que la de otros? Realmente es una condena pretender nacer “humano”.

A veces nos mostramos más como animales irracionales que a los que calificamos como tales, ¿no sabemos acaso ser responsables con nuestra sexualidad? ¿No hay bastantes métodos anticonceptivos como para evitar matar a otro ser humano por el mero egoísmo de evitar responsabilidades?

La sociedad actual solo sabe mirarse el ombligo y tiñe de libertades sus errores y su falta de respeto por la vida, sus incapacidades y por supuesto un sistema que mira solo rentabilidades y nunca en lo que es verdadera justicia y humanidad.

El Dr Lejeune dice:

“El endometrio no genera al ser humano; lo recibe y lo nutre. Afirmar que la vida humana comienza después de la fecundación no es científico. Es una afirmación arbitraria, fruto de la fusión de las dos células germinales, es un individuo distinto del padre y de la madre, con una carga genética que tiene el 50% de cada uno de los progenitores“.

Esto demuestra que la vida es vida en cuanto el espermatozoide consigue su objetivo, que es fecundar el óvulo, desde ese segundo, es vida, tiene la información genética que le hace una única persona, pero la ley considera que todavía no es un ser humano, ¡si con 11 semanas de gestación el embrión ya tiene piececitos!, pero no señor@s, para el sistema no es vida.

El mismo doctor dice:

“La fecundación in vitro lo ha demostrado: si antes, en la probeta, no es un “bebé”, ¿para qué, entonces, implantarlo en el útero? Si el ser humano no comienza con la fecundación, no comienza nunca“.

Y así es, y ese ser nuevo que aun no ha nacido ya es un ser único, lleno de sentimientos por descubrir, cosas que ver, hacer, decir… ¿Quién sabe cuál sería su aportación a la humanidad?¿qué cosas hemos cambiado al “quitarle de en medio”?.

Hablamos de libertad, pero hablamos de la nuestra, no de la de los demás. Uno debe ser libre en tanto que sus decisiones no son perjudiciales para con sus congéneres, aunque éstos no hayan nacido aun.

Si no es el momento, pon medios para no concebir, si eres demasiado joven para tener hijos también lo has de ser para mantener relaciones sexuales, antaño la mujer estaba preparada para todo desde edades tempranas, de hecho si tenemos naturalmente la capacidad para procrear a partir de la 1º menstruación es porque estamos preparadas realmente para ello, más que la Madre Naturaleza no lo sabe nadie, pero seamos realistas poc@s están preparad@s mentalmente hoy en día, much@s ni con 30 años (salvo honrosas excepciones), para esos casos existen las familias que no pueden tener hijos, existe el Estado que tiene la OBLIGACIÓN de salvaguardar la vida de sus ciudadanos sobre todo si se hallan en situación de desamparo, ¿hay alguien más desamparado que un bebe? ¿Acaso no es un ciudadano igual que el resto? ¿O quizá el útero de las madres de la nación sean tierras extrañas, tierras de nadie?

La mujer evidentemente es dueña de su cuerpo, pero un hijo no es un apéndice, ni una falange, ni la uña de un pie. Si analizas el ADN de la piel de la madre o de cualquier otra parte de su cuerpo, no es el mismo que el del futuro hijo, y esto es así desde el primer segundo de la unión del esperma y el óvulo, por lo tanto ese bebé NO ES PARTE DEL CUERPO “LIBRE” DE LA MADRE, NO TENEMOS DERECHO A MATARLE, DESTERRARLE DEL REINO DE LOS NACIDOS PORQUE NO ES DE NUESTRA PROPIEDAD. Actualmente dicen que no existe la esclavitud, al menos legalmente, pero el bebé es tratado como una “cosa” propiedad de la mujer, solo de ella, porque ella es dueña y señora de negarle la vida tan solo porque durante 9 meses morará en su vientre, no existe un “embajador” que le cuide sus derechos en esa tierra de “alguien” que desea su muerte.

Muchas madres tras el aborto sufren trastornos mentales, o depresión, algunas acaban con su capacidad creadora de vida, y si con suerte algún día tiene un hijo, cada vez que lo miren verán al que un día mataron, si alguien les hubiera explicado lo que pasa después…Pero este sistema solo facilita que asesines. Si alguien les diera a esas madres desasistidas, soluciones compatibles con la vida de ese futuro hijo, muchos niños dejarían de engrosar las largas listas de asesinados antes de nacer.

Si en vez de huir tendiéramos la mano a la vida y no a la muerte…Pero hay que ser valiente y generoso para ello.

Si está en peligro la vida de la madre, ella decide, si, pero una madre, una madre educada en el compromiso verdadero de dar la vida, lo más grande que puede hacer el ser humano siempre ha de sacrificar la suya por el futuro hijo, en los hospitales te empujan con palabras disfrazadas de cariño hacia ti a que no te sacrifiques, te meten el miedo en el cuerpo, el egoísmo en el cuerpo ¿y qué es una madre si no sacrificio y amor desinteresado?

¡Uy!, olvidaba que hablar así no es políticamente correcto, que lo que digo puede ser tachado de negación de derechos y machista, pero a mi hace años que me importa poco que me llamen machista o feminista. Las mujeres tenemos un papel imprescindible e ineludible para con la naturaleza, en la sociedad, con la humanidad, dar vida. Y esa misión está por encima de egoísmos. Muchas mujeres han dado todo, hasta su vida por la de un nuevo ser al que ni suqiera conocóan, pero que sentían dentro de ellas, a medida que un hijo crece dentro de ti, crece el amor y el anhelo de poder tocarlo y abrazarlo, no hay peligro que te aparte de esa necesidad de verles nacer. Por ese sacrificio la humanidad es como es, ¿Cuántos no habrían nacido por supuestos riesgos, y que han escrito con letras de oro la historia de las naciones? No estoy obligando, ni pretendiendo imponer el dar a luz con riesgos, pero si intento concienciar y que dejen a la madre decidir sin empujarlas a acabar con al vida del niño. Yo misma, de haber hecho caso a los médicos, no habría tenido a tres hijos estupendos, y casos como el mio conozco varios, demos opción a la vida por favor, a veces los médicos se equivocan, o se curan en salud ante un mínimo riesgo.

Ante la violación, primeor es muy difícil quedarse embarazada ya que la temperatura de la mujer se altera, y ello impide la vida para los espermatozoides, es muy difícil quedarse embarazada. Si se diera el caso porque no se ha ido a un hospital tras los hechos etc, y crees que al tenerlo vas a odiarle puedes darlo en adopción. Si criándole en ese odio, le vas a convertir en un problema para el resto de la sociedad desde luego sería una tremenda crueldad para él y para el resto criarle, pero siempre esta darle la opción de la vida con otra familia. Son muchas las parejas que por desgracia no pueden tener hijos y le acogerían con todo el amor del mundo dándole lo que tú, con todo el derecho del mundo, porque los sentimientos no se imponen, no le puedes dar, eso si, solo piensa que si el desgraciado ese es como es, el niño no tiene por qué ser igual, porque le educas tu, no él y que los hijos de los maltratadores nacen y se hacen hombres y mujeres de bien gracias a la madre, no por ello se les aborta. Piensen que muchos de esos niños son fruto de agresiones sexuales del maltratador, meditemos.

El mismo sistema es culpable de todo esto, porque no sabe y no quiere educar en el respeto a la vida, en el cuidado a los débiles, es más, empuja a evitar responsabilidades, anestesia las conciencias, maquilla el crimen con la palabra “libertad de decidir sobre tu cuerpo” y ¿si un pederasta desea ejercer su libertad sexual? ¿También le dejamos ser libre? Y no son casos tan distintos, pues ambos dañan a la infancia, unos una vez nacidos, los otros los aun por nacer.

Mirad a los ojos de un niño y decidme de qué pueden ser culpables, miradle a los ojos y pensad que si la madre hubiera dicho que no, ese niño no existiría, miraros al espejo y pensad que… tal vez, si tu madre no fuera como es, tu imagen no estaría reflejándose en ese espejo. Tu vida no habría sido, quien ha sentido, vivido, ha sufrido y sido feliz contigo no sabría de ti, y ni tus buenos actos hubieran sido, ni los malos. Mírate y dime que no te importa, dime que eres un egoísta que con verse a si mismo le basta.

Y los futuros padres, los hombres, que si deseen el hijo, ¿acaso ellos no pintan nada?

Para pagar pensiones si, para decidir si el fruto de una relación ve la vida y es criado por él, no, para eso su voz no cuenta, acaso ¿el 50% de la información genética no es del padre? Ah…que no lo lleva en el útero, así pues pensemos que un camionero es dueño de la carga (perdón por la comparación pero indignan estas cosas). Pareciera que un hombre es una tarjeta bancaría, nada más.

Tanto o más me indigna que un hombre no se haga responsable de ese niño empujando también a la madre a deshacerse de él, eso no es un hombre y ¡valientes las mujeres que deciden seguir adelante solas, para ellas todo es poco esas si son heroínas y modelos a seguir no como las plastificadas de pasarelas o series de tres al cuarto! Perro el padre tiene derechos sobre ese hijo, derechos que se le anulan y quedando social y legalmente las obligaciones en el pago de pensiones alimenticias.

Muchos “modernos” pensarán “bah, esta persona es de esas ultracatólicas desconectadas de la realidad”, pues les digo que no, que no soy católica, aunque por desgracia ellos sean los únicos que a voces defienden la vida del que aun tiene que nacer. No, yo y gente como yo, defendemos el derecho a la vida, a la continuidad, y que no somos Dioses que decidan sobre vidas ajenas, que la Madre Naturaleza es la que manda, y que parece que queremos acabar con sus leyes, las únicas que sostienen la valla que nos protege de ir directos al precipicio, que vamos cuesta abajo y sin frenos. Todo lo que frena la continuidad de la existencia del ser humano se está desprotegiendo y desatendiendo o despreciando lo que da el equilibrio preciso para que la vida siga está siendo aniquilado, y no seré yo quien participe de este suicidio.

Demos paso a la vida, no somos dueños de ella, tan solo estamos de paso.

Carmen M. Padial

Categorías:Sociedad.
  1. Francisco
    15 diciembre 2012 en 1:52

    Lo que se debe hacer es que cada mujer que solicite un aborto que no pone en peligro su vida, la del bebe o por causa de violación, sea esterilizada de una vez porque en ese preciso momento ya a demostrado que no se merece el privilegio de ser madre y de seguro esta practica evitaría muchos mas de estos infanticidios en el futuro.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 821 seguidores

%d personas les gusta esto: